Gestionar el pánico. Los 3 pasos

Lo tenía clarísimo, y de repente me entró el pánico…

Me bloqueó, me nubló la vista y la mente hasta la obsesión.

¿Te ha pasado alguna vez que tienes un proyecto entre manos, una inversión, una oferta, una reunión, una cita, lo que sea, algo que te apetece mucho hacer, que te estimula, y de repente te entra el pánico?Pues a mi me ha pasado varias veces, la última hace unos días.

Un proyecto de emprendimiento, que hace mucho tiempo que quiero llevar a cabo, que he intentado otras veces pero ahora, con el plus de la experiencia lo veo claro y puedo hacerlo, tengo los medios, la motivación, las ganas y pienso que es el momento. Y cuando ya lo tengo delante, tomo consciencia de que estoy ahí en el cruce de caminos, al borde del precipicio, de que si doy el paso, habré tomado una gran decisión y entonces me entra el gran pánico.

Y fue tan grande que me tuvo en vela una larga noche, y al levantarme por la mañana lo veía todo negro y solo pensaba en tirar la toalla, volverme atrás. “Aún estás a tiempo” me decía una vocecilla en mi conciencia.

Es normal, es humano. Lo importante es aprender a gestionarlo. Y como ya me ha pasado otras veces apliqué diferentes técnicas sencillas que quiero compartir contigo.

1.- Evita tomar una decisión en ese estado. Aunque te mueras de ganas de tirar la toalla, de echarte atrás, tranquilízate (o al menos inténtalo, ya se que no es fácil), y no te precipites.

2.- Deja pasar unas horas, un día. Consúltalo con la almohada. Sal a hacer ejercicio, a hacer lo que más te gusta, desvía tu atención hacia otros ámbitos.

3.- Habla con alguien que pueda entenderte, que conozca tu situación, seguro que te sirve de ayuda.

Quizás descubras que realmente es necesario que te replantees el proyecto.

En mi caso, después de un día de perros, hablé de mi estado con una persona muy cercana a mi, me calmé, las aguas volvieron a su cauce, y al día siguiente ya estaba haciendo nuevos planes para el nuevo proyecto.

Espero que estas sencillas técnicas para gestionar el pánico te sirvan de ayuda.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *